Fillers

La pérdida de elasticidad de la piel y el adelgazamiento de la grasa subcutánea, son la base de la formación de las arrugas del rostro; la contracción de los músculos que controlan la mímica del rostro, determinan la formación de las arrugas sobretodo el tercer superior del rostro, en la frente y entorno a los ojos (patas de gallina), mientras en la zona inferior de la cara las arrugas se forman sobretodo en consecuencia de la pedida del volumen y del descenso de los tejidos, en la zona de las mejillas y de la nariz, alrededor de los labios.

El humo del cigarrillo y el excesivo exposición los rayos ultravioleta, son el factor importante en el empeoramiento y aceleramiento del proceso de envejecimiento de la piel.

Los fillers modernos son todos a base de ácido hialurónico, que es una sustancia que se encuentra presente en modo natural en nuestro cuerpo.

Pueden tener una densidad diversa de producto a producto, lo que significa que podría tener una duración variable de 6 a 12 meses, pero son siempre absorbibles.

Inyectando el ácido hialurónico la arruga se levanta desde interior y desaparece. Las inyecciones son indoloras en cuanto los modernos fillers, son asociados a mezclas de anestesias locales para de este modo minimizar el fastidio durante la aplicación.
El efecto es inmediato y no es necesaria ninguna abstención de las actividades sociales o profesionales; durante las primerísimas horas. Se pueden formar pequeñas costras (ronchas) o pequeños hematomas apenas perceptibles, que desaparecen en el lapso de 48-72 horas.

El filler es ideal para las arrugas profundas entre mejilla y nariz, para labios y para llenar todas las áreas del rostro que se han desinflado, como la mejilla y el surco de las lágrimas. Es también usado para alzar y reforzar el pómulo, redondear las mejillas y alzar el ángulo de la boca.

Apri la chat
1
Contact us!
Escanea el código
Possiamo esserti utili?