Lifting endoscópico de la frente y cejas

El bajamiento de la frente y del rostro, se verifica de manera progresiva a partir de los 40 años por un normal proceso de envejecimiento combinado con los efectos de la fuerza de gravedad.

La posición de las cejas, cumple un rol de suma importancia en el mensaje social de la mirada: un bajamiento de la parte lateral de la ceja, su cola emite cansancio y tristeza y por tanto resulta feo; mientras opuestamente una cola más alta de la cabeza de la ceja (la parte más cercana a la nariz) es una expresión típica de juventud y alegría que envían un mensaje de belleza.


En algunos casos, la blefaroplastia no puede por sí sola compensar el bajamiento de las cejas y es aquí donde se vuelve útil el lifting endoscópico.

Gracias a esta moderna técnica endoscópica el lifting de la frente y de las cejas, hoy en día es efectuado mediante 4-5 pequeñas incisiones escondidas detrás de la atacadura del cabello y es realizado en un régimen de day hospital y con anestesia local.
Típicamente es asociado a la blefaroplastia superior. El aspecto final es muy natural y más eficaz que la simple blefaroplastia: puede ser aconsejado a pacientes jóvenes y a los no tan jóvenes.
No se procede a una remoción del tejido en exceso como en el lifting tradicional: el aspecto final es natural y el paciente se parece a sí mismo, pero con veinte años menos.

No se utiliza ningún implanto permanente, la suspensión se basa en el descubrimiento amplio y la redistribución de los tejidos de manera natural.
La asociación del lifting endoscópico con lipofiling de la región alrededor del ojo, permite obtener un aspecto aún más joven y natural, con un efecto duradero en cuanto la grasa es integrada por la paciente.
Para estabilizar la posición de las cejas en el post-operatorio, puede ser útil asociar un tratamiento con toxina botulínica que ayuda a mantener la frente en la posición deseada, durante la fase de cicatrización.

Apri la chat
1
Contact us!
Escanea el código
Possiamo esserti utili?