Esoprs 2011: grande éxito en Cernobbio

Casi mil participantes entre curso y congreso en los tres días de la Esoprs de Cernobbio, organizada por primera vez en Italia en 15 años por el Dr. Bernardini y De Concilis, únicos socios Italianos de la sociedad americana de oculoplastia (ASOPRS).

Un éxito garantizado con la ilustre presencia de ultra especialistas provenientes de Italia y Europa. También además de manera considerable de todas partes del mundo, incluyendo Rusia, Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Chile, Brasil, Argentina, Japón, Irán y Corea.
El elevado valor del contenido científico del congreso, ha mantenido a la mayor parte de los participantes pegados a sus asientos, a pesar de la fuerte distracción que representa la belleza del lago de Como, en las tibios días de septiembre. El espíritu de la Sociedad Europea es el de mezclar ciencia, amistades internacionales y encuadres pintorescos, por lo que en este sentido el congreso Esoprs de Cernobbio fue un suceso total.
Del congreso emergieron algunas novedades y algunos puntos relevantes: entre las novedades importantes respecto a la cirugía estética de la mirada la tendencia hacia enfoques mini invasivos, dirigidos a reforzar el musculo orbicular “the orbicularis hitch” presentado por el Dr. Morris Hartstein de San Louis, asociado al reposicionamiento de la grasa de las bolsas inferiores en modo de corregir bolsas y ojeras, restituyendo al parpado un aspecto homogéneo y regular, típico de los parpados jóvenes.
De las relaciones de muchos expertos entre los cuales Thierry Malet de Marsella, quien opina que la oportunidad de asociar a las varias técnicas de cirugía estética de la mirada el lipofiling para restaurar en manera natural, la perdida de volumen que se verifica con el envejecimiento del rostro.
Entre los temas puntuales debemos mencionar sin duda la técnica de lifting endoscópico, para elevar la frente y el sobre ceja. En cirugía estética pudieron confrontarse expertos europeos y americanos, haciendo referencias de casos muy amplios y bien documentados, que han demostrado como la descompresión orbitaria es una técnica altamente segura y eficaz para la corrección del exoftalmo tiroideo.
Específicamente fueron analizadas las diversas técnicas quirúrgicas, pero la más convincente es la combinación de la pared medial e inferior asociada a la remoción de la grasa orbitaria expuesta por parte de Dion Paridaens de Rotterdam, combinada o menos simultáneamente a la corrección de la retracción palpebral.
En fin, los maestros de la cirugía lagrimal entre los cuales Jeffrey Rose de Londres y Francois Codere de Montreal, confrontaron técnicas y resultados para la reconstrucción del sistema lagrimal (dacriocistorinostomia), del cual el resultado como hasta hoy por medio de la vía externa ofrece el mayor suceso posible frente a cicatrices invisibles sin necesidad de realizar intervenciones de cirugía nasal sin ser necesarias.
Se desarrolló en el transcurso de la conferencia una controversia entre el Dr. Richard Collin de Londres y Robert Kersten de San Francisco, respecto al mayor enfoque a utilizar para la corrección de la ptosis congénita en los niños; dos escuelas de pensamientos distintas la europea y la americana con la conclusión de que la suspensión al frontal con banda lata autóloga es sin duda la técnica más eficaz y segura en la mayoría de los casos y con un bajísimo riesgo de complicaciones, mientras que con algunos casos difíciles (con ambliopía u ojo flojo) puede ser indicada la técnica de recesión sobra maximal del elevador, como lo ha explicado el Dr. Martin Devoto de Buenos Aires.
Nuevas técnicas interesantes fueron expuestas por parte del Dr. Augusto Cruz de San Paolo, mientras que Richard Anderson de Salt Lake City y Jane Olver de Londres se confrontaron acerca de las diversas técnicas de cantoplastica estética.
Uno de los oradores más apreciados entre los participantes fue sin duda el Dr. José Montes de Puerto Rico, que ha reportado su experiencia de 15 años con el uso estético de la toxina botulínica y quien ha reiterado e insistido en la seguridad del producto (ningún evento adverso en miles de intervenciones hechas en 15 años), el empleo moderado del producto en modo de no afectar la mímica natural y la expresividad y sobre todo para explicar que el uso del Botox no es para “quitar las arrugas” sino para devolver una mirada fresca y joven, esculpiendo la posición de los parpados y sobrecejas.

Apri la chat
1
Contact us!
Escanea el código
Possiamo esserti utili?